Loading...

El cansancio, el dolor abdominal o la diarrea pueden ser señales de alarma de esta dolencia

Loading...

Enfermedad de Crohn: ¿Cuáles son sus síntomas?

Las causas exactas de la enfermedad de Crohn aún se desconocen a día de hoy. Se trata de una afección que se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano. Los expertos coinciden en señalar algunos factores que pueden influir en su aparición: los genes y antecedentes familiares, factores ambientales, tendencia del cuerpo a reaccionar en forma exagerada a bacterias “normales” y también el tabaquismo.

La enfermedad de Crohn es una dolencia crónica autoinmune e inflamatoria de origen desconocido que afecta a cualquier parte del tubo digestivo. Ataca de forma agresiva al intestino produciendo inflamación, hinchazón o irritación. Frecuentemente, la parte más afectada es el íleon o el tramo final del intestino delgado, aunque la dolencia puede aparecer en cualquier lugar del tracto digestivo.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

Los especialistas coinciden en señalar una serie de síntomas comunes del Crohn que pueden ponernos en alerta. Eso sí, debemos tener en cuenta que éstos dependen de la parte del tubo digestivo afectada y varían de leves a graves, pudiendo aparecer y desaparecer con períodos de reagudizaciones. Los principales y más importantes síntomas de la enfermedad de Crohn son:

  • Cansancio acusado y permanente en el tiempo.
  • Dolor abdominal, que empeora tras las comidas y mejora con la deposición, localizado frecuentemente en la zona inferior derecha del abdomen.
  • Fiebre no muy alta. Si es alta y va acompañada de escalofríos, puede deberse a una infección o perforación del intestino.
  • Malabsorción de nutrientes debido a la inflamación de las paredes del intestino delgado. Puede provocar déficit de vitaminas, calcio y otros minerales.
  • Diarrea que varía desde cuatro hasta ocho deposiciones al día. No suele acompañarse de sangre, a no ser que el intestino grueso más cercano al ano esté afectado. Suele alternarse con períodos de estreñimiento si la inflamación obstruye el paso a través del intestino.
  • Pérdida de peso involuntaria por la falta de apetito y la diarrea.

Trucos para evitar problemas de estómago

Las molestias estomacales afectan al día a día de muchas personas. Te mostramos como reconocerlas y prevenirlas

Dolor de estómago. Bajo esta expresión se ocultan distintos trastornos que afectan diariamente a miles de españoles. Los problemas estomacales causan miles de bajas laborales cada año y pueden constituir el origen de dolencias posteriores más graves. Pero, ¿cómo reconocer las molestias más comunes? Y, sobre todo, ¿qué remedios, al menos caseros, se les pueden aplicar? A continuación te damos algunas pistas para que tus digestiones no te lleven por el camino de la amargura.

Síndrome del intestino irritable

También llamado colon irritable. El estrés puede jugar un papel fundamental en su desencadenamiento. La gravedad de los síntomas son diferentes en cada persona, pero se muestran a través de dolores abdominales, gases y sensación constante de estar lleno. Sin embargo, mientras en unas personas provoca problemas de estreñimiento, en otras se manifiesta a través de diarreas y vómitos. Las infusiones de plantas medicinales, como las de manzanilla, menta, hierbabuena o jengibre, pueden ayudar a rebajar la inflamación abdominal.

Acidez y ardor

Esta molestia tan frecuente aparece de forma súbita como un ardor que sube desde el esófago hasta la laringe. Está muy vinculada al reflujo, ya que por lo general, cuando el alimento va a entrar al estómago, los músculos del esófago les ´cierran´ el camino, devolviendo la masa hacia arriba. Esto causa la acidez y la irritación. Algunos medicamentos, como algunos recetados contra la hipertensión o el insomnio, pueden provocar acidez y ardor. El reflujo gastroesofágico es la consecuencia más grave de todos estos problemas.

Indigestión o dispepsia

Bajo el término médico de dispepsia se agrupan distintas molestias que pueden ser más o menos severas, pero que muchas veces tienen su origen en una comida copiosa o poco saludable. Ardor, acidez, gases, dolores abdominales y, sobre todo, una sensación de estar lleno son los síntomas más frecuentes. El alcohol, el estrés y el sedentarismo también contribuye a aumentar la gravedad de los síntomas. El agua con limón puede ser una primera solución para hacer más llevadera la digestión.

Algunos remedios caseros

Evidentemente, cada problema puede requerir, en su momento, de una supervisión médica y profesional que diagnostique la dolencia. Sin embargo, hay cosas que están en la mano de las personas, remedios que pueden ayudar a paliar los síntomas y también a prevenirlos:

Evitar las comidas copiosas, masticar correctamente y beber mucha agua en las comidas, ya que así se favorece todo el ritmo digestivo. Asimismo, hay que evitar comer con rapidez. Por otra parte, nos son convenientes las actividades que impliquen una excesiva absorción de aire por la boca, como fumar y masticar chicle.

La cena debe ser ligera, con presencia de verduras y alimentos cocidos, como el pescado. Evitar los fritos, vegetales con fibra insoluble (lechuga), pastas, pizzas y alimentos con muchos hidratos de carbono. Se recomienda también dejar pasar entre una hora o dos antes de irse a dormir.

Controlar el estrés y hacer de la comida un espacio de reunión familiar, libre de preocupaciones laborales, contribuye también a hacer de la alimentación un proceso más liviano.

Loading...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Loading...
shares